La Antítesis Del Amor

on

Hay una famosa frase que dice: “Mantén a tus amigos cerca, y a tus enemigos aún más”.

 Muchos de nosotros vivimos con el enemigo, sin darnos realmente cuenta de ello. Es algo bien sabido, que a veces lo que creemos que está de nuestro lado, en realidad está totalmente en nuestra contra. Definitivamente el mundo no es lo que parece, y también podemos decir lo mismo de nosotros mismos.

No somos lo que creemos ser.
 

Con toda la evolución en las redes sociales y fuentes de información, se ha vuelto aún más difícil realmente encontrar quiénes somos. Al parecer, todo el mundo tiene una opinión sobre quién soy o quién debería de ser, incluyéndose uno mismo, inundados siempre en las expectativas sociales.
 
Las influencias externas siempre nos hacen creer que nuestros enemigos están afuera. La causa de las guerras, los conflictos sociales, la pobreza y las crisis… todos tratan de buscar un culpable: El gobierno, la corrupción, las élites, las grandes corporaciones, los grupos rebeldes. Todo el mundo tiene la culpa menos yo. Nosotros, la gente normal, somos las pobres víctimas de este mundo cruel.
 
Lo que parecemos ignorar, es que el enemigo no es ni el gobierno, ni las corporaciones… ni los grupos rebeldes. El enemigo es alguien que está mucho más cerca de lo que crees. Duerme a tu lado. Conoce todos tus pensamientos. Te manipula y boicotea sin que te des cuenta de nada. ¿Pues de quién estoy hablando? ¿De tu pareja?, ¿De tu familia?… cerca, pero no.
 
El amor, es la fuerza más poderosa del universo. Relacionamos el amor con causas nobles, justas, ideologías de unidad, energía y paz. Sabemos bien que el amor no puede ser nuestro enemigo. Entonces, ¿Cuál es la antítesis del amor?, ¿Quién me está haciendo daño sin que me dé cuenta?
 
Una respuesta natural puede venirse a la cabeza de muchos: El odio. El sentimiento de odio, debe ser ese enemigo, que se inmiscuye en las “Buenas intenciones” y opaca toda acción dirigida hacia el amor. Pero, ¿Qué es en realidad el odio? y ¿Porqué el odio está mas cerca de mi de lo que yo creo?
 
Si buscamos la definición estándar del odio, te encuentras con definiciones como éstas: “El odio es un sentimiento profundo de repulsión hacia algo o alguien, que provoca el deseo de producir algún daño o que le ocurra alguna desgracia” (Oxford.org)
 
Si analizamos de cerca la definición, nos encontramos con un sentimiento aún más básico y profundo, apenas imperceptible: El miedo.

Es el miedo, el sentimiento primario que surge de la propia creencia de “No ser suficiente” y de sentir que nuestra existencia no vale la pena o no está justificada. Esto, es en realidad lo que hace que surja en nosotros como consecuencia sentimientos de repulsión, intolerancia y frustración hacia nosotros mismos y lo terminamos proyectando hacia los demás.

Al final, todas las acciones que tomamos a cada momento de nuestra vida, están regidas por estas dos emociones: Amor o miedo.
 
Si el amor realmente rigiera tu vida, ¿Cómo te la imaginarías?
¿Seguirías trabajando en lo que trabajas? ; ¿Seguirías diciendo que sí a todos y a todo? ; ¿Qué tipo de personas tendrías a tu lado? ; ¿Cómo sería la experiencia de levantarte cada mañana?
 
Conozco a muy pocas personas- realmente puedo contarlas con los dedos de una mano y me sobran- que realmente hacen lo que aman. Parece ser que es “Normal” en este mundo hacer cualquier trabajo, menos lo que uno realmente ama hacer. Cuando pregunto el porqué, la mayoría me contesta: “Así es la vida, una cosa es tu trabajo y otra cosa es tener un hobby, pero no puedes ganarte la vida sólo con el corazón, tienes que usar la cabeza”.
 

Me pregunto si usar la cabeza es para muchos simplemente seguir los estándares sociales de estudiar lo que esté en “Tendencia”- utilizable- para las grandes industrias y después encontrar un trabajito ahí. Me pregunto si se necesita mucha cabeza para mantener ese trabajo “Godín” de 8 a.m a 5 p.m de lunes a viernes, para ganar un salario que apenas alcance para vivir masomenos bien y si quieres aspirar a algo más como comprar una casa más grande o un carro del año, pues a endeudarse por años con los bancos.
 
Yo más bien creo que a esas personas les aterra usar la cabeza. Simplemente, prefieren seguir el status quo. Aceptar que son quien la gente dice que son, o quien uno mismo cree que es por las experiencias vividas pasadas. Si en el pasado fui un perdedor y un alcohólico, siempre seré un perdedor y un alcohólico. Si mis papás me dijeron que soy débil de carácter, entonces soy débil de carácter.
 
Muy pocos realmente se preguntan qué está pasando. ¿Quién está realmente dominando tu mente y corazón?
 
¿Porqué no hacer simplemente lo que realmente amas y quieres hacer?
 
Si te haz hecho esa pregunta y entre tus respuestas se encuentran:
 
–       No tengo tiempo, porque tengo una familia que mantener
–       No sé si sea suficientemente bueno para vivir de ello
–       En mi país ( o ciudad) la situación está muy dura y cualquier trabajo es bueno
–       La crisis económica es tan brutal que estoy agradecida de tener un trabajo que me dé de comer
–       Eso es para soñadores, irracionales, flojos que no saben lo que es trabajar de verdad
–       Con la situación del Coronavirus es imposible encontrar un trabajo y mucho menos uno que me guste
 
(….)
 
Entonces, querido amigo, estás siendo saboteado, estás siendo manipulado y bloqueado por ti mismo.
 
La antítesis del amor, es el miedo. El miedo a ti mismo y a lo que puedas encontrar bajo la auto-examinación profunda. El miedo al éxito. El miedo al torrente infinito de amor, que puede llevarte a lugares inimaginables, que muy pocas personas realmente conocen.
 
Sí, los medios y lo exterior tienen su influencia y grande, pero al final tú decides qué creer, y qué hacer.
 
Para la mayoría de la gente, es normal vivir en una sociedad y en un mundo que te dicta qué pensar, qué hacer, a dónde ir, en qué trabajar y cómo hacerlo para ser considerado “Exitoso”. ¿Quién realmente está decidiendo por ti? ,¿Quién decide a que horas debes levantarte cada mañana?
 
Sí, pero aunque mi trabajo no sea lo que yo amo, pues hay cosas que sí me gustan y además con eso puedo tener un carro y una casa grande, irme de viaje, poner a mis hijos en la escuela y ayudar a otras personas, como el lechero o al jardinero, a que sigan sobreviviendo- entonces, la vida es buena conmigo, no?”
 
Tal vez la casa y el carro sí estén geniales y siempre está bien apoyar al prójimo… pero ¿La vida es realmente buena en sí?; ¿Realmente estás plenamente felíz y satisfecho con tu vida? ; ¿En verdad sientes paz? Y si así fuese, entonces ¿Porqué muchas personas que tienen “Buenos trabajos” y ganan “Bien” siguen sintiendo envidia, odio, ansiedad y frustración hacia el gobierno, hacia el mundo y hacia la gente, cuando las cosas van mal?
 
 Así como el aliado del odio es el miedo, el amor también tiene un aliado: El Coraje.
 
El coraje- palabra que proviene del latín Cor (Corazón), derivado del griego “Kardia”- se usaba para describir acciones que se tengan que hacer “Con el corazón hacia delante”. Con el tiempo se ha considerado al coraje como una de las virtudes humanas más importantes para poder realizar acciones en el nombre del amor.
 
Tener coraje no significa la total ausencia de miedo, si no que la acción a realizar es más importante en tu escala de valores, que finalmente terminas tomando acción, aunque el miedo no se haya ido por completo.
 
Así como la famosa autora Brené Brown lo menciona en su libro “Daring Greatly”: “La vulnerabilidad suena a verdad y sabe a coraje. La verdad, y el coraje no son a veces placenteros, pero jamás son defectos”- al contrario, la verdad y el coraje son los aliados más grandes del amor.
 
Lo que más deseo es que todos alguna vez despertemos de nuestro sueño en vida y nos demos cuenta que este enemigo del miedo nos está jugando sucio. Desafortunadamente los métodos de educación de hoy en día y la mayoría de los sistemas económicos y sociales se basan precisamente en sembrar miedo a las personas. Nos podrán infundir todo el miedo que quieran, pero al final, nosotros tenemos la palabra final.
 
 Como Albert Einstein dijo alguna vez: “Todo lo que es grandioso e inspirador, es creado por individuos que operan en la total libertad
 
“El amor ahuyenta el miedo y recíprocamente, el miedo ahuyenta al amor. Y no sólo al amor el miedo expulsa; también a la inteligencia, la bondad, todo pensamiento de belleza y verdad, y sólo queda la desesperación muda; y al final, el miedo llega a expulsar al hombre de la humanidad misma”- Aldous Huxley
 

 
 

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google photo

You are commenting using your Google account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s